Representación comprobada de abogados en Houston

Es muy importante elegir el despacho de abogados correcto. Los tres factores principales por considerar cuando se contrata a un abogado son:

  1. Su historial de casos ganados
  2. Su solidez financiera
  3. Su experiencia.

Nosotros tenemos la reputación de ser abogados agresivos que obtienen los mejores resultados. Trabajamos incansablemente para obtener los mejores resultados posibles en todos nuestros casos. Como consecuencia de nuestro historial de casos ganados, habitualmente nos contratan para casos de lesiones personales de alto perfil. Un alto porcentaje de nuestros casos vienen de otros abogados y referidos de clientes satisfechos.

La fortaleza financiera es un punto importante por considerar. Cuando nos enfrentamos a una gran corporación, es importante elegir un despacho de abogados que tenga los recursos económicos para soportar toda la batalla. Nosotros tenemos esa posición financiera. Regularmente nos preparamos para enfrentar a nuestros oponentes, contratamos a los mejores expertos y seguimos todos los pasos necesarios para recolectar y presentar la evidencia de la mejor forma posible. Habitualmente asistimos clientes con los pagos de sus tratamientos médicos e incluso les ofrecemos a nuestros clientes préstamos para ayudarlos a cubrir sus gastos diarios.

No existe un reemplazo para la experiencia. Nuestros abogados han manejado únicamente casos de lesiones personales durante toda su carrera, y además, en todo el país. Brian White está Certificado en el Tribunal de Juicios de Lesiones Personales — el Consejo de Especialización de Texas, que es una calificación que únicamente el 3% de los abogados comparte. Nuestra empresa habitualmente recibe casos referidos de otros abogados cuando es probable que ese caso vaya a juicio y se requiera un abogado con experiencia en los tribunales. Las compañías de seguros y los abogados corporativos son conscientes de nuestra experiencia y habilidad en la corte y sabemos que frecuentemente “revalúan” las demandas una vez que estamos involucrados.