Las lesiones por mordeduras de perros se han convertido en una de las lesiones más comunes a lo largo de Texas, particularmente en la región de Houston.  Los estados del sur se han vuelto famosos por las peleas de perros, en donde los dueños de los animales los entrenan para volverse muy agresivos y atacar a cualquier criatura que se les acerque, sea animal o humano. 

Los dueños de perros comunes que no han criado razas intencionalmente agresivas necesitan estar muy atentos a cualquier señal de tendencia peligrosa que tengan sus perros.  Si usted sufrió una lesión causada por el perro de otra persona, comuníquese con nuestros experimentados abogados especializados en mordeduras de perro para saber si tiene derecho a una compensación.

Los residentes de Houston, como todos los ciudadanos de Texas, sufren de lesiones por mordeduras de perros durante todo el año. No sólo hay propietarios que entrenan a sus perros para ser agresivos, incluso las mascotas familiares pueden llegar a causar daños a graves a las personas. Si usted sufrió lesiones por culpa del perro de otra persona, puede tener derecho a una compensación por sus daños.

Las leyes de Texas sobre mordeduras de perros pueden ser complejas, y no siempre es fácil de entender cuándo puede hacer responsable al dueño del perro por sus lesiones. El abogado especializado en lesiones personales, Brian White entiende a la perfección estas leyes y está dispuesto a usar su experiencia y conocimiento para representarlo en su caso.

Comuníquese con nosotros para conocer sus derechos legales después de sufrir el ataque de un perro.

MORDEDURAS DE PERROS EN TEXAS

Los estatutos de Texas contemplan cargos criminales en muchos casos de mordeduras de perros que en general dependen del comportamiento previo del animal.  Sin embargo, usted puede recibir una compensación monetaria, si fue víctima de un ataque de perro, que cubra sus gastos médicos y cualquier lesión relacionada.  Las leyes de animales son una sección complicada del código civil de Texas, que incluye disposiciones para diferentes ciudades.

Cada gran ciudad de Texas por lo general tiene su propia adaptación de la “ley de correa” que protege a los individuos de los ataques de perros y asegura que las mascotas no estén sueltas por la calle sin supervisión.  A medida que las lesiones y muertes por mordeduras de perros han ido en aumento en Texas en los últimos años también hubo muchos avances en los estatutos.  La Ley de Lillian es la última promulgación que permite presentar cargos criminales contra un propietario que sabía de la propensión de su perro a la violencia.

Los dueños de perros tienen un “permiso de una mordida”, en la cual no son responsables por las lesiones ocurridas si no tenían el conocimiento previo de la tendencia violenta del perro.  No obstante, si el perro ya había atacado previamente a alguien, sí son responsables por la negligencia de permitir que el perro esté suelto.  Puede ser difícil determinar si un perro ha mostrado tendencias peligrosas con anterioridad, así que es muy importante poder entrevistar a las personas cercanas al animal y a los familiares después de una mordedura de perro.

Las acciones penales ayudan a las acciones civiles ya que muchas veces la negligencia del dueño en la atención hacia el perro puede llevar a que la víctima obtenga una compensación.  Las lesiones por mordeduras de perros pueden ser muy costosas y debilitantes, lo cual es una importante razón para tratar de acordar el caso lo antes posible. Póngase en contacto ahora mismo con un abogado especializado en lesiones de perros en Houston.

QUÉ COMPENSACIÓN PUEDE RECLAMAR DESPUÉS DE UN ATAQUE DE PERRO EN HOUSTON 

Las víctimas de ataques de perros pueden presentar una demanda para reclamar una compensación contra los dueños de perros con base en la negligencia, incumplimiento del control del animal, inhabilidad para detener un ataque de perro y tener conocimiento previo de que su perro es salvaje. Las víctimas de mordeduras de perros pueden ser elegibles para recibir una compensación bajo la “regla de una mordida”. Esta regla determina que cualquier propietario de un animal es legalmente responsable por las lesiones provocadas por el mismo si existe evidencia probatoria que:

  • Ese animal tiene la posibilidad de hacer daño lo cual es inusual para su tipo
  • El dueño sabía que el animal tenía la capacidad de hacer daño antes del incidente, y 
  • La capacidad de hacer daño del animal resultó en lesiones hacia la persona en cuestión.

La regla de una mordida permite que los propietarios de perros que no han mostrado signos de comportamiento peligroso en el pasado queden liberados de la responsabilidad. En tales casos, como usted no puede probar la falta, no podrá obtener una compensación. Debido a su ataque, sin embargo, el dueño tendrá que registrar el perro como “animal peligroso” según la ley de Texas.

Pero si usted puede probar que el dueño es responsable de sus lesiones, puede llegar a obtener diferentes tipos de daños. Estos pueden incluir daños económicos por los gastos médicos y pérdida de ingresos por culpa del accidente. También puede reclamar daños no económicos por el dolor y sufrimiento físico y mental.

Aunque algunas mordeduras de perro son menores rápidamente se pueden convertir en lesiones serias. La saliva del perro puede entrar en la herida y provocar una infección. Si el perro tiene rabia, los daños médicos potenciales pueden ser muy graves. Los niños pequeños, que están entre las víctimas más posibles de un ataque de perro, pueden quedar abrumados por el ataque y sufrir de lesiones físicas y psicológicas de por vida.

Puede ser complicado determinar una cantidad justa por sus lesiones, especialmente cuando comienza a considerar el dolor y el sufrimiento y los daños económicos futuros. A pesar de que la compañía de seguros del propietario del perro puede hacerle una oferta para llegar a un acuerdo es probable que no sea suficiente para cubrir sus daños. Con un sólido abogado especializado en mordeduras de perro en Houston de su lado, no sólo tendrá la ayuda de un profesional que entiende todo el valor de la compensación que merece sino que además está listo para pelear agresivamente para conseguirla.

PERROS PELIGROSOS

El Código de salud y seguridad de Texas determina regulaciones que definen a un “perro peligroso” y las responsabilidades que le corresponden al dueño del mismo.  Una vez que el dueño tiene el conocimiento de la tendencia del perro a atacar a otros, debe registrar al animal como un perro peligroso o enfrentar cargos civiles y penales.

Los ataques de perros pueden provocar una amplia variedad de lesiones y pueden ser especialmente graves para los niños, que muchas veces son más pequeños que el perro que los ataca.

LOS PERROS MÁS PELIGROSOS DE ACUERDO CON LAS ESTADÍSTICAS

Algunas razas son más propensas a morder que otras. De acuerdo con las estadísticas de Dogbite.org entre el año 2005 y el 2017, 433 estadounidenses murieron por ataques de perros, y los pit bulls contribuyeron al 66% (284) de esas muertes, convirtiéndolos en la raza de perros más peligrosa. El porcentaje aumenta cuando se examinan sólo los ataques de perros desconocidos. Para ese tipo de ataques, los pit bulls son responsables del 60% de todas las lesiones. Los ataques de pit bulls resultan en tasas de morbilidad, cuentas de hospital y riesgo de muerte mucho más altos que los ataques de otras razas.

Los perros pastores alemanes también son proclives a atacar, y son responsables del 4% de ellos. Desde el 2005 al 2017, los pastores alemanes causaron 45 ataques fatales en humanos. Siguiendo en porcentaje, los perros chihuahuas, sorprendentemente, son responsables del 3% de los ataques. Ninguna de estas estadísticas se acerca a la de los pit bulls, lo que sin duda, los vuelve la raza más peligrosa de todas.

Los retrievers, boxers y rottweilers juntos causaron el 2% de los ataques. A pesar de los bajos porcentajes, los rottweilers son perros peligrosos. Los rottweilers fueron responsables de 45 ataques fatales entre el 2005 y el 2017, ubicándolos en segundo lugar detrás de los pit bulls.

Después de un ataque de pit bull se necesitan tres veces más cirugías que de cualquier otra raza. Si usted vive en un vecindario con algunas de estas razas, tenga cuidado. Observe el comportamiento de los perros y tome nota de alguna tendencia agresiva o salvaje.

Si recientemente sufrió un ataque de alguno de estos perros, es probable que tenga derecho a una compensación. Llame hoy mismo a un abogado especializado en mordeduras de perros.

LAS CAUSAS MÁS COMUNES DE ATAQUES DE PERROS EN TEXAS

Los perros muchas veces atacan porque están protegiendo algo que es valioso para ellos. Ya sea una posesión, un lugar de descanso, a su dueño o su propiedad, la protección es una de las razones más comunes de ataque. Evite caminar por la propiedad desconocida de alguien. Puede haber un perro que lo ataque si ve a un intruso o una cara desconocida. No moleste a un perro descansando o le quite sus elementos, aunque sea jugando.

Otra causa común de ataques de perros es el miedo. Si una persona asusta o provoca a un perro, ya sea acorralándolo o moviéndose muy rápido, el animal puede atacarlo. Por seguridad, siempre haga notar su presencia ante el perro antes de acercarse a él o ella. Aparecer de improviso detrás de un perro es una forma fácil de asustarlo y provocar que reaccione mordiendo.

Tercero, al igual que los humanos, cuando los perros están enfermos, heridos o con dolor, pueden sobrerreaccionar. Si un perro no se siente bien, es más probable que él o ella muerdan o ataquen. Si un niño lastima a un perro al pisarle la cola por error, el animal puede morderlo por reflejo. Las personas nunca deben molestar a los perros picándolos o jalándoles la cola.

Otros motivos de ataques de perros incluyen mordeduras accidentales durante juegos o incidentes donde un perro confunde a un corredor o ciclista con una presa. Reconocer las causas más comunes de mordeduras lo ayudará a evitar situaciones en donde pueden ocurrir ataques.

LAS ESTADÍSTICAS DE MORDEDURAS DE PERROS EN TEXAS

De acuerdo con la Asociación Médica Americana de Veterinarios (AVMA), Texas se ubica en noveno lugar en propiedad de perros en todo Estados Unidos, 44% de los hogares texanos tienen un perro. Texas es el estado número uno en fatalidades por mordeduras de perros. En un estudio del 2005 al 2013, 34 texanos habían muerto por ataques de perros.

Los pit bulls provocaron 26 de estas muertes, seguidos por los rottweilers que causaron el resto de las muertes. Estas dos razas son responsables de las seis muertes de perros encadenados en Texas, y todas las fatalidades fueron de niños de cuatro años o menores. De las 34 muertes de texanos, 68% de las víctimas fueron niños de 11 años o menores, y 52% de este grupo fueron niños de 2 años o menos.

Los perros familiares provocaron 53% de todos los ataques mortales, y 88% de estos ataques ocurrieron en la propiedad del dueño del perro. Los condados con más cantidad de ataques mortales en Texas son el condado de Harris seguido del condado de Bexar y el condado de Montgomery.

CONTACTE A UN ABOGADO ESPECIALIZADO EN MORDEDURAS DE PERRO EN BRIAN WHITE & ASSOCIATES

Si usted sufrió una lesión por un perro peligroso, no dude en comunicarse con Brian White para una primera consulta y poder discutir las opciones que tiene para presentar una demanda civil contra el propietario del animal.  Los procedimientos legales de lesiones personales tienen un período de limitación, por ello es importante comunicarse lo antes posible con un abogado con experiencia para asegurarse de que su caso se lleve con la velocidad necesaria.